FT en los medios

FT recibe el galardón a la Excelencia en Tecnologías para Aerogeneradores

AI Offshore Excellence Awards Magazine

 

Descargar el artículo completo (pdf).

FT Technologies es una empresa especializada en el diseño y suministro de sensores de flujo de aire de alto rendimiento basados en la resonancia acústica para aerogeneradores y aplicaciones meteorológicas. Sus representantes nos hablaron de los pormenores de sus productos y de las oportunidades y desafíos a los que se enfrentan en su sector.

Estamos muy orgullosos de haber recibido este premio, ya que en nuestra opinión supone el reconocimiento a 10 años de intenso trabajo y éxitos en el desarrollo del sensor de viento más resistente del mundo. Pese a operar en los entornos más extremos, nuestros pequeños, resistentes y fiables sensores de viento ultrasónicos son capaces de proporcionar altos niveles de disponibilidad de datos de manera sistemática durante años. FT Technologies es líder indiscutible del mercado en el sector de la energía eólica marina, y más del 70% de todos los aerogeneradores instalados en los mares del planeta están equipadas con un sensor de nuestra empresa.

Aunque nuestra empresa se constituyó hace 35 años, durante los últimos 12 nos hemos centrado en el desarrollo de sensores de viento para el control de aerogeneradores de empresas eléctricas. Todas las actividades de diseño y fabricación de la firma se desarrollan en nuestra fábrica ubicada en el Oeste de Londres, y estamos especialmente orgullosos de que el destino del 99% de nuestros productos sea la exportación. Nuestros éxitos a lo largo de una década nos han permitido triplicar nuestro tamaño. A día de hoy, nuestra empresa cuenta con cerca de 55 empleados y está viéndose obligada a buscar nuevas instalaciones de mayor tamaño para sus actividades.

La clave del éxito de FT Technologies radica en la fiabilidad de sus productos. Nuestros clientes requieren sensores que ofrezcan altos niveles de rendimiento y disponibilidad de datos sin mantenimiento o calibraciones regulares. Una vez que nuestros sensores –que son esencialmente ordenadores– se encuentran instalados en la parte superior de una turbina eólica no vuelven a someterse a tareas de mantenimiento de ninguna clase, y sin embargo deben proporcionar una medición precisa cinco veces por segundo durante varios años. La vida en la cima de una turbina eólica es bastante dura, y el sensor de viento debe sobrevivir a una altura de más de 90 m en pleno Mar del Norte o en una tormenta de nieve en Kansas sin dejar de funcionar.

La exclusividad de los sensores de viento de FT radica en el uso de la tecnología de resonancia acústica. Acu-Res® –una tecnología de estado sólido (sin piezas móviles) patentada para la medición de la velocidad y dirección del viento cuyo principio de funcionamiento se basa en la utilización de una onda acústica (ultrasónica) que resuena en el interior de una pequeña cavidad– fue inventada en 1997 por nuestro director ejecutivo, el Dr. Savvas Kapartis. El uso de la tecnología Acu-Res® da lugar a un sensor fácilmente calefactable de pequeño tamaño que ofrece un funcionamiento fiable incluso en las condiciones climáticas más extremas.

Nuestra novedad más reciente es el próximo lanzamiento de una nueva gama de productos: la serie FT7. En respuesta a las demandas de nuestros clientes, estos nuevos sensores contarán con un intervalo superior capaz de registrar velocidades del viento de hasta 75 m/s con una precisión aún mayor.

Gracias a estas mejoras técnicas, la serie de productos FT7 nos permitirá acceder a nuevos mercados, particularmente los de la meteorología para fines generales y los sistemas meteorológicos marinos. Son muchas las boyas desplegadas por todo el mundo cuya finalidad es captar datos sobre el viento y, gracias a su resistencia a la corrosión, nuestros sensores son idóneos para este tipo de aplicación. De hecho, Rolls Royce ya utiliza nuestros sensores en sus sistemas de navegación marítima. Los sensores de FT coronan las azoteas de algunos de los edificios más altos del mundo, se instalan en estaciones meteorológicas portátiles empleadas para detectar huracanes y proporcionan mediciones en las vías de prueba del tren de levitación magnética (Maglev) en Japón. Los sensores de FT también han sido seleccionados por el departamento de Ingeniería de Bloodhound SSC como el sensor idóneo para el polvoriento entorno del paraje Hakskeen Pan en Sudáfrica, donde el automóvil supersónico de la empresa tratará de batir el récord del mundo de velocidad terrestre viajando a una velocidad de 1.600 km/h en 2016.

Aprovechando el lanzamiento de nuestros productos al mercado trataremos también de ampliar nuestra presencia en nuevas regiones. Brasil, por ejemplo, es uno de los países que está desarrollando enérgicamente el sector de la energía eólica y, gracias a su resistencia a las lluvias intensas, los rayos y la salinidad atmosférica –la cual constituye un gran problema en los distritos costeros brasileños– nuestro sensor parte con ventaja en el país.

En esta misma línea consideramos que este tendrá importantes aplicaciones en Sudáfrica, donde los entornos secos y polvorientos típicos de la zona resultan altamente perjudiciales para los sensores de viento mecánicos. Con su alta resistencia al polvo, la arena y la radiación solar, la serie FT7 proporcionará excelentes mediciones de la velocidad y dirección del viento en estos entornos adversos.

A lo largo de los últimos 10 a 12 años, el sector de la energía eólica ha sido objeto de una importante expansión tanto en términos de volumen como de tamaño de los aerogeneradores individuales. Cuando FT Technologies comenzó a fabricar sus sensores, la potencia nominal de los aerogeneradores solía oscilar entre los 700 y los 800 kW. Hoy, estas ofrecen por lo general una capacidad de entre 2 o 3 MW en instalaciones terrestres y de hasta 7 u 8 MW en parques marinos.

Este notable crecimiento del sector eólico ha supuesto también cambios drásticos en el mismo, y mientras que antes constituía una industria radicada esencialmente en Europa y Norteamérica, las estadísticas actuales indican que entre el 45% y el 50% de todos los aerogeneradores del planeta se encuentran en China. Por otra parte, a día de hoy el sector ha alcanzado la denominada "paridad de red", que implica que se ha convertido en una fuente de energía competitiva. Así, en determinadas regiones de EE. UU. y Europa, hoy resulta más barato producir energía eólica que generar electricidad a partir de combustibles fósiles. De hecho, en muchos lugares del mundo la energía eólica es ya la elección más popular entre las nuevas instalaciones de generación.

La energía eólica –y con ella FT Technologies– tienen por delante un futuro muy prometedor. EE. UU. –cuyo actual volumen de generación eólica representa únicamente el 4% del total– se ha comprometido a producir el 35% de su energía a partir de esta fuente antes de 2050, y China ha instala 10.000 nuevos aerogeneradores cada año. Con el paso del tiempo, estos gigantes aumentan de tamaño y, en consecuencia, los fabricantes demandan una calidad cada vez mayor en los sensores de viento para minimizar sus periodos de inactividad y garantizar el giro continuado de sus palas. Por si no lo han oído antes, en nuestro sector "el viento es oro".

Enviar una consulta Solicitar presupuesto Hablar con un experto