Antecedentes: 

Varios clientes del sector de la minieólica se pusieron en contacto con nosotros para presentarnos problemas para solucionar.

En los pequeños aerogeneradores de de 30 kW, 50 kW y 100 kW, la góndola es físicamente más compacta que en las máquinas multimegavatio lo cual implica que los sensores de viento están ubicados más cerca del generador y de la multiplicadora. Pese a utilizar sensores ultrasónicos los clientes detectaron que el ruido electromagnético procedente de la góndola interfería en el rendimiento. Dicha interferencia provocaba que los sensores perdiesen la comunicación y que los aerogeneradores dejasen de funcionar, razón por la cual se pusieron en contacto con nosotros con el fin de evaluar si los sensores de FT podían solventar este problema.

Resultado:

Los clientes comprobaron que, gracias a los sensores de viento ultrasónicos de FT han sido específicamente diseñados para el control de aerogeneradores, presentan una elevada resistencia a las interferencias electromagnéticas y, por tanto, no presentan problemas de ruido. Los sensores de la serie FT7 generan una onda acústica que resuena en el interior de una pequeña cavidad y proporciona una amplia señal fácil de medir, con lo cual tampoco son susceptibles a las interferencias acústicas.