Antecedentes:

El equipo de investigación de huracanes de esta organización académica buscaba sensores de viento pequeños y ligeros que pudiesen montarse fácilmente sobre un trípode para, posteriormente, colocarlos rápidamente en la trayectoria de una tormenta de gran escala o huracán. . El sensor debía ser ligero y al mismo tiempo lo suficientemente resistente para soportar lluvias, granizo intenso y altas velocidades de viento. Otra dificultad adicional es que este tenía que cargarse en la parte posterior de una camioneta para transportarlo a toda prisa hasta la ubicación del huracán.

Anteriormente, los miembros del equipo habían utilizado un anemómetro de cazoleta, pero pronto se dieron cuenta de que debido a su gran cantidad de piezas móviles este era muy susceptible a averiarse. Además, al ser bastante grande también resultaba fácil que el viento o el movimiento lo derribasen.

FT Technologies suministró al equipo varios de sus anemómetros de la serie FT7 que se instalaron en tubo.

 

Resultados:

El equipo de investigación de huracanes consideró que los sensores de la serie FT7 de FT se ajustaban perfectamente a sus necesidades.

Además de montarse fácilmente sobre sus soportes, los sensores de viento de la serie FT7 resultaron lo suficientemente ligeros y resistentes para la aplicación. Al carecer de piezas móviles y resistir los impactos y las vibraciones, el sensor no se averió ni durante el transporte ni una vez instalado. Gracias a su pequeño tamaño y su estructura compacta, los sensores de FT fueron menos propensos a sufrir impactos de los elementos en suspensión presentes en los huracanes. Otra característica que el equipo de investigación de huracanes agradeció fue que los sensores no agotasen sus baterías gracias a su bajo consumo eléctrico.

Productos empleados:

FT702LM

Documentos relacionados:

Descargar la ficha de datos del sensor FT702LM