La serie de sensores de viento FT7 ha sido minuciosamente diseñada para el control de aerogeneradores. El tamaño compacto y la sólida estructura de los sensors proporcionan una vida útil larga y fiable pese a las condiciones extremas a las que están sometidos en la mayoría de parques eólicos.

FT Technologies dedica muchos esfuerzos en I+D en todas las fases de diseño, desarrollo y fabricación para garantizar que sus productos satisfacen los exigentes requisitos del sector eólico. La serie FT7 proporciona tanto a los fabricantes de aerogeneradores como a los operadores de parques un producto que requiere muy poca supervisión y mantenimiento una vez instalado.

Todos los sensores se comprueban minuciosamente antes de su envío y se calibran en el túnel de viento de FT y así el cliente no tiene que preocuparse de nada más que de su instalación.

Productos recomendados:

El modelo FT702 es producto estrella para el control de aerogeneradores y los principales fabricantes del mundo lo utilizan desde hace muchos años en aplicaciones tanto terrestres como marítimas con independencia de las condiciones del entorno. El FT722 –nuestro modelo más reciente, que estará disponible a partir del primer trimestre de 2017– mejora la precisión de la medidas. Y para aquellos clientes que requieren medir una velocidad de viento superior a 50 m/s FT ha diseñado y fabricado los sensores FT742FF o FT742PM, que son capaces de registrar velocidades del viento de hasta 75 m/s. Estos modelos estarán disponibles a partir del primer trimestre de 2017.

Control de aerogeneradores tanto en tierra como en ‘offshore’

Los sensores de viento de nuestra serie FT7 están especialmente diseñados para el control de aerogeneradores. FT Technologies es uno de los principales proveedores del sector eólico y suministra productos a la gran mayoría de los fabricantes de aerogeneradores.

El sensor no tiene partes móviles y no requiere re-calibración, lo cual reduce los costes asociados tantos a periodos de inactividad como al propio mantenimiento de los aerogeneradores. Gracias a su protección mejorada –que evita la corrosión derivada de los elevados niveles de niebla salina– el sensor es especialmente apto para aplicaciones marinas y fue catalogado dentro de la clase de corrosión C5M de acuerdo con las Directrices sobre energías renovables para la certificación de aerogeneradores ‘offshore’ de GL en 2012 (apartado 7.11.4).

Para garantizar su funcionamiento en zonas propensas a la formación de hielo, ya sea en aplicaciones terrestres y/o ‘offshore’, la serie FT7 incorpora un sistema de calefacción controlado por termostato de alta eficacia. El sistema calefactor está compuesto por tres elementos (uno en la parte superior del sensor y dos en la parte inferior) ayudan a evitar la formación de hielo. El sensor ha superado los exigentes ensayos de congelación del ejército estadounidense realizados conforme a la norma MIL-STD810G.

Otras pruebas independientes adicionales efectuadas conforme a normas reconocidas demuestran que el sensor es capaz de soportar vibraciones aleatorias y sinusoidales, impactos físicos, rayos e interferencias electromagnéticas. Asimismo, el sensor ha superado un ensayo de granizo consistente en el impacto de piedras de 25mm sobre el mismo a una velocidad de 23 m/s.

Los sensores de la serie FT7 pueden suministrarse en formato analógico o digital y se pueden instalar en barra horizontal (FF) o sobre un tubo (PM) mediante el adaptador especialmente diseñado a tal efecto. En ambos casos es posible alinear el sensor de forma rápida y fácil.

Si desea obtener más información acerca del uso de los sensores de la serie FT7 en aplicaciones de control de aerogeneradores, lea nuestros casos reales.